jueves, enero 24, 2008

En el banquillo

Publica El País hoy en este artículo que una familia de Arizona ha sido demandada ante la "(in)justicia" estadounidense por haber descargado música de Kazaa que tiene en cd original, ya que viola los derechos de autor al no haber adquirido los derechos de reproducción para ese formato. La acusación mantiene que el mp3 es "un formato comprimido que permite la inmediata transmisión de archivos de audio digitales de un ordenador a otro por correo electrónico o cualquier otro protocolo". ¿Quién no iba a estar de acuerdo en demonizar los cuchillos, entonces? Todo el mundo sabe que son "instrumentos metálicos afilados que permiten la inmediata ejecución de cualquier persona o animal con cortes sucesivos que aumenten el dolor de la víctima". Y escalpelos, bisturíes, desfibriladores y todo el diabólico material que ronda por centros médicos, que se puede utilizar para el mismo fin.

Se cae de mala, esa argumentación. Sólo espero que el juez de turno sea medianamente lúcido para darse cuenta.

Lo que me pregunto es, ¿cómo se puede denominar a un país en el que si se pudiera (que no es el caso) subsumir una conducta en un tipo delictivo habría más ciudadanos delincuentes que los que no lo son? Desde luego, democracia, no. Si ésta se supone como gobierno de la mayoría con una cierta libertad decisoria, me parecería estúpido que la mayoría de votantes votara en contra de sí mismos (en situaciones particulares, porque en generales realmente lo hacen). Se admiten opiniones sobre la denominación de tipo de gobierno de un estado así (para mí que sería una timocracia).

Y luego se habla de países libres y avanzados...

1 comentarios:

A las 30 de enero de 2008, 13:51 , Blogger ysa ha dicho...

Libres y avanzados es lo que nos queremos creer que somos.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal